viernes, 10 de septiembre de 2010

TELEVISIÓN POR CABLE EN SECTORES POPULARES



Cuando pensamos en la Parroquia el Paraíso (antiguamente Urbanización el Paraíso), los caraqueños recuerdan un hermoso sitio lleno de casas con inmensos jardines, hoy día, se ha convertido en un sitio lleno de concreto, por los mega edificios, a la vez rodeado de un cinturón de pobreza por la falta de autoridad y políticas en el ordenamiento urbanístico. Pero surge un fenómeno interesante a nivel de la globalización en la información a través de la televisión por cable.



La inmensa serpiente que representa la Cota 905, a través del Paraíso se desplaza entre barrios consolidados y otros en plena creación. La población agobiada por falta de viviendas dignas, se ubica donde cree que es posible, de allí, que este hermoso pulmón verde que resguardaba a esta parroquia se encuentra totalmente poblado, algunos en condiciones terribles de insalubridad y pobreza, otros con su trabajo han logrado casas muy bien construidas



Una mescolanza entre casas, ranchos y edificios, conforman la Cota 905. Pero hay algo que los une, una paradoja, contradicción o quizás un deseo de informarse o simplemente divertirse por un medio que entra todos los días a nuestras casas: es la televisión, que para bien o para mal esta en nuestras vidas


No importa las dificultades para llegar a sus viviendas, escaleras que parecieran que no tienen fin hieren nuestras zonas antiguamente llena de vegetales y fauna animal. Hasta llegar a las partes más altas donde se encuentra algunas viviendas, el choque entre edificios y viviendas del sector popular se encuentran unidas por un lazo invisible, pero que irrumpe en sus casas de igual manera, son ondas a través del aire que entran como Pedro por su casa


Barrio Consolidado 5 de Julio





Este sector se llama Barrio 5 de Julio, es de creación reciente, veinte años aproximadamente, pero han logrado consolidar sus viviendas, son de bloque y de seguro en su interior deben tener sus comodidades



Algunas fachadas de viviendas se encuentra en bloque, pero otras se encuentran frisadas y pintadas, transformadas con arcos y demás arreglos que le dan en algunos caso una hermosa fachada, allí, comienzan aparecer las antenas de la televisión, pero no son antenas comunes, son de televisión por cable, con la singularidad que es una de los servicios mas caros en este ramo de la comunicación



Observando detenidamente, esta peculiaridad en nuestros sectores populares, en su mayoría tienen televisión por cable, quizás nos parezca una contradicción, una población de escasos recursos económicos adquiere un servicio costosos para su diversión e información.



No es un fenómeno aislado, casi todos los habitantes de este sector, se encuentran conectados a este servicio, la foto lo demuestra como evidencia de la necesidad de estar al día y con información diversa de la realidad de nuestro país, así como también enterarse de lo que pasa en el mundo



Esta gráfica de la prolongación de la calle Loyola, casas o quintas construidas hace unos cuantos años, algunas de ellas poseen el servicio de la televisión por cable, pero ojo si observamos detenidamente, al comienzo una pequeña casa, de construcción reciente en su parte posterior exhibe orgullosamente una antena de este servicio de la TV. Acá se unen sectores de de bajos recursos y de medianos, todos unidos en búsqueda de información.



Al inicio del barrio 5 de julio, quedan algunas zonas de vegetación, observen, un ranchito en la mitad y en la cúspide una casa consolidada, a continuación detalles de esta vivienda.





Oh sorpresa, esta casa de la cúspide también posee televisión por cable, no importa vivir en las alturas de un cerro, con dificultades enormes para llegar, lo vital es tener servicios de información que nos tengan al día de lo que ocurre en el país y el mundo.



La situación no puede ser mas dramática para estos habitantes de este sector; construido en el desgobierno que presidía el alcalde Juan Barreto, es decir tiene muy pocos años de realizado, casas de cartón, lata, zinc y materiales de malísima textura de las paredes y techos de estas viviendas, irónicamente, por decirlo de alguna manera, también disfrutan de televisión por cable



Los venezolanos somos realmente personas extraordinarias en creatividad y búsqueda del disfrute de ciertos servicios, una casita que prácticamente esta en el suelo, hecha de pedazos de madera, apenas puede sostenerse en una ladera, posee un servicio, costoso inclusive para algunas habitantes que viven en apartamentos. No se como lo adquieren, pagando o quizás robando la señal, lo único cierto es logran tener un servicio, para evadirse de su terrible realidad



Puedo concluir, realmente los venezolanos se las ingenian para informarse y divertirse, lo comprendo, una televisión como la venezolana, pésima en todos los sentidos, salvo algunas honrosas excepciones, las personas sin importar el sitio donde viven y su poder adquisitivo buscan la manera de encontrar diversión e información en canales foráneos o ¿será simplemente que están cansados? ¿agobiados de tantas cadenas que no dicen nada, repetitivas y sin ninguna veracidad?. Juzguen ustedes que viven esta realidad.

















































1 comentario:

Shanti dijo...

Hola Jorge, por causalidades de la vida llego a tu blog. legué porque buscaba una información sobre la Jefatura del Paraíso. La mitad de mi vida la viví y disfruté en el Paraíso. Estudié en la Concepción, liceo Caracas y Pedagógico. Viví en la Urbanización la Montaña y a pesar de que aun vivo cerca me da una nostalgia terrible ver lo descuidada que está la Parroquia que me vio crecer (estoy peor que malula jajaja)
Gracias por ser un vocero de la problemáticas que presentan, la que hace algún tiempo era una hermosa zona.
Mi respeto